¡Conócenos!

Y forma parte de nuestra historia

En 2002 iniciamos la remodelación de la casa más antigua, una casa de más de cien años, conservando su carácter tradicional.

No fue hasta 2015 que no nos aventuramos a renovar la parte posterior de la casa, donde antaño se alojaban animales. Así iniciamos un proyecto cocinado en casa, ideado en la hora de la cena, que fue tomando forma hasta llegar a lo que presentamos hoy: un proyecto tomado con ilusión y fuerza del cual queremos hacer una manera de vivir, una filosofía de vida, disfrutándolo y haciendo sentir como en casa a todo aquel que se quiera alojar.

Hemos construido y creado cada uno de los alojamientos vigilando cada detalle, inspirándonos en el entorno, en el color de la tierra y la piedra del terreno, la misma que cubre las paredes y que nos da estos tonos rojos y marrones tan característicos.

Actualmente conservamos la crianza ecológica de gallinas y ovejas, por eso no es extraño verlas pasturando tranquilamente por la finca. También encontraremos mayoritariamente almendros, higüeros, algarrobos y otros arboles frutales.